Creando un Marco de Vitalidad Cultural

El estado actual del sector cultural del Condado de Santa Bárbara

Las entrevistas de los interesados descubrieron diez temas generales que describen el estado actual del sector cultural en el Condado de Santa Bárbara. Ocho de estos temas representan desafíos y barreras para el desarrollo continuo del sector cultural del Condado.

 

El Condado de Santa Bárbara es rico en cultura y belleza.

Primero se les preguntó sobre las actividades artísticas, culturales y las exposiciones en el Condado de Santa Bárbara, los entrevistados y los grupos de enfoque participantes señalaron rápidamente la riqueza de las exposiciones. Siempre abundan actividades, y muchos las encuentran de gran calidad. Las instituciones, el arte y la experiencia cultural son sorprendentes en el Sur del Condado de  Santa Bárbara y en La ciudad de Santa Bárbara- más aún si consideramos su tamaño en relación con la ciudad de Los Ángeles-. Además, la belleza natural del paisaje proporciona inspiración a los artistas, sirve como atracción para turistas con ingreso disponible dando la bienvenida a jubilados y otros.

Hay un sentido de solidaridad y apoyo dentro de la comunidad artística.

La mayoría de los entrevistados, fortalecidos por colegas dentro de la comunidad artística, expresan su esperanza en el futuro. Esto es verdad en particular para maestros de arte y adultos jóvenes. Una artista comentó que a no ser por el apoyo fuerte y solidario de la comunidad de artistas, no se habría establecido en el lugar.

 

La priorización del turismo del Condado de Santa Bárbara desvía recursos de apoyo a las comunidades locales, artistas y organizaciones.

Este hallazgo ofrece un contrapunto al primer tema - que el Condado de Santa Bárbara es rico en sus exposiciones  y belleza natural. Aunque el turismo provee energía y los recursos necesarios para la región, algunos interesados ​​expresaron preocupación y frustración que el enfoque en atraer y apoyar a turistas aparta de una profunda necesidad de servir mejor a los que viven y trabajan dentro del Condado. Un entrevistado se preguntó: "Si nosotros –en el Condado de Santa Bárbara- al enfocarnos en los turistas y la industria del turismo, ¿estaremos perdiendo la oportunidad de mantener la comunidad viva desde dentro?"

Acceso y recursos no se distribuyen equitativamente.

Aunque el Condado en su conjunto posee abundantes activos y recursos, muchos sienten que estos recursos no se asignan equitativamente y que el acceso a actividades y oportunidades culturales se limita a pocos privilegiados. La diferencia más dramática está en el acceso a la financiación. Un entrevistado lamentó cómo "... los fondos existentes frecuentemente están  disponibles sólo para regiones específicas del Condado. Con frecuencia, los fondos no llegan  al Norte del Condado. Existen programas en el Sur del Condado que podrían ser traídos  al lado Norte, pero en realidad nunca llegan aquí ". Sin embargo, el acceso a los recursos no es sólo una función de geografía. Mientras que la riqueza se concentra en la parte Sur del Condado, muchas comunidades aún en el Sur carecen de recursos y oportunidades, en particular la población de bajos ingresos y las comunidades de color.

Los límites geográficos y políticos crean importantes desconexiones entre comunidades y ciudades.

Los participantes señalaron de inmediato las diferencias y disparidades significativas entre los condados del Norte y del Sur. El Condado de Santa Bárbara abarca una amplia franja de tierra que atraviesa el Sur y California Central. La distancia geográfica y el tiempo de viaje desde la ciudad de Santa Bárbara a Santa María- una de las ciudades más grandes del condado Norte- es una barrera para la colaboración y participación de las organizaciones artísticas, artistas y el público. Aunque los residentes desean estar más unidos y conectados, tienen también un fuerte sentido de orgullo en sus propias comunidades expresando una voluntad firme de "permanecer locales",  preservando y protegiendo la identidad única de sus comunidades. Estos sistemas de valores en competencia  -el deseo de una distribución más equitativa de los recursos- por una parte-  y el de mantener sus  identidades únicas y separadas- por la otra-  requerirán una cuidadosa negociación para construir puentes entre comunidades, ciudades e instituciones, reconociendo y celebrando la identidad única de cada uno.

El alto Costo de la vida dificulta la permanencia y el trabajo de los artistas.

El Condado de Santa Bárbara, en particular, el Condado del Sur, es un lugar caro para vivir y trabajar. La vivienda es un problema para todos, desde maestros hasta artistas y trabajadores calificados. En concreto,  los artistas participantes en entrevistas y grupos de discusión hablaron de la dificultad de establecerse, ganarse la vida, hacer su trabajo y realmente sostenerse a través de su arte. Algunos artistas simplemente no sienten el apoyo de la comunidad, del gobierno o las Instituciones. Algunos se están mudando a otras áreas más asequibles en el norte del Condado, mientras otros abandonan el área por completo.  Artistas y profesionales de la cultura son típicamente impulsores de organizaciones comunitarias promoviendo de esta manera cambios y crecimiento económico. A medida que el área se encarece,  más artistas serán forzados a abandonarla llevándose consigo sus ideas y energía creativa.

 

La educación artística para niños en edad escolar es una alta prioridad, pero no se provee con igualdad a los distritos.

La Educación en las artes fue central en la discusión con maestros de arte y con personas mayores. Ambos grupos comentaron sobre la desigual distribución de oportunidades de educación artística para los jóvenes.  Los maestros de arte ven en su experiencia diaria cómo el arte puede ayudar a resolver problemas significativos en la vida de los niños proveyendo el escape que necesitan para expresar lo que sienten. Sin embargo, el sistema continúa padeciendo la falta de financiación y atención.

Las regulaciones de la Ciudad y del Condado restringen oportunidades para artistas y grupos Individuales que quieran crear y promover comunidades creativas.

Un tema Importante surgido de casi todas las entrevistas  y grupos de discusión fueron las barreras impuestas por regulaciones restrictivas del gobierno. Esas regulaciones y  la falta subyacente de apoyo y apatía de los funcionarios del gobierno, han sido una fuente significante de frustración.  Muchos describieron como sus esfuerzos por crear nuevos espacios de arte,  incrementar el apoyo para el arte público, animar a los negocios para dar apoyo a las artes, fueron  "saboteados" por las regulaciones municipales y ordenanzas de zonificación excesivamente restrictivas. Las reglas municipales y regulaciones afectan a todos, desde los artistas buscando aprobación para pintar un mural, hasta los propietarios de los negocios cuyas paredes servirían como lienzo  para plasmar los murales;  desde el organizador de la comunidad en búsqueda de montar un evento o feria cultural gratuita, hasta el artesano o empresario que desea exhibir y vender su trabajo.

 

Conservar la filantropía tradicional y la práctica artística podría  inhibir el progreso.

Hay una brecha generacional significativa en lo que respecta a preferencias, práctica y filantropía. Un joven entrevistado sostuvo que, "Santa Bárbara está colmada de instituciones chapadas a la antigua con usuarios también chapados a la antigua."  Hay un temor particular, especialmente entre jóvenes adultos, acerca del conservadurismo en cuanto a la filantropía y la práctica artística. Algunos artistas temen que adhiriéndose fuertemente a la expresión clásica y las formas de arte sin empujar sus límites impedirán la evolución y sostenibilidad futura de las instituciones culturales del Condado. Otras partes interesadas- en particular algunos de los donantes mayores- que por algún tiempo han apoyado a las instituciones artísticas y culturales, mostraban preocupación por la falta de atención y compromiso entre los donantes más jóvenes. A otros les gustaría mirar un modelo filantrópico distinto que acoja y apoye a la nueva generación de practicantes culturales, empresarios creativos y organizaciones culturales.

Hay una falta de liderazgo y cohesión en el sector

La fragmentación del sector de  las artes y la cultura no es sólo externa – basada en la geografía y el marco cultural – sino también interna. Muchos describen el sector como falto de espíritu colaborativo, en una competencia desenfrenada por dinero,  espacio y audiencia. Como un administrador de artes lo describió: "lo que estoy experimentando es que individualmente no nos comunicamos lo suficiente.... Estamos teniendo problemas de conexión." Algunas de estas desconexiones podrían ser consecuencia de la fuerte competencia por obtener  los fondos  tan limitados, además del instinto natural de conservar tanto a la audiencia como a los donantes. A pesar de esto, la conversación alrededor de cohesión e integración dentro del sector termina siendo sobre liderazgo y responsabilidad. ¿Quién posee el más grande desafío de desarrollo cultural? ¿Quién está tomando la responsabilidad de abordar los problemas del sector cultural? Mientras que algunas agencias están haciendo un buen trabajo en apoyo a este sector, muchos piensan que debería hacerse más para provocar la unidad entre organizaciones y comunidades.

El contenido proviene de Comunidades Creativas Fase 1 Reporte Sumario  Noviembre del 2015, WolfBrown.

Para Más Lecturas

Fotos arriba: Una presentación en el Museo de Arte, Diseño y Arquitectura de UCSB y una foto de la presentación de la Opera Santa Bárbara: Seance en una Tarde Húmeda. Fotos cortesía de esas instituciones.

Proyecto financiado por
La Santa Barbara Foundation

© 2016 POR CREATIVE COMMUNITIES.